El retinol es una vitamina liposoluble indispensable para la vida que se conoce como vitamina A. Es altamente eficaz en los tratamientos antienvejecimiento por su efecto antioxidante, así como por su poder regenerador celular y estimulador del colágeno.  Proporciona también buenos resultados en tratamientos orientados a combatir el acné, las manchas cutáneas o las estrías. Sin embargo, es importante que sepas cómo usarlo correctamente, tanto para evitar efectos indeseados como para aprovechar al máximo todos sus beneficios. 

En este artículo te hablamos de qué es el retinol, qué usos se le puede dar y cómo utilizar correctamente este activo cosmético tan apreciado por los profesionales en dermoestética.  

¿Qué es el retinol?

El retinol es un derivado de la vitamina A que no se sintetiza en el organismo pero que es indispensable para la vida y al cual podemos acceder a través de la alimentación y de la dermoestética. 

Se encuentra de forma natural en los tejidos animales, mientras que en los tejidos vegetales puedes encontrar la vitamina A en forma de carotenos. 

Es muy apreciado como producto cosmético por sus efectos antiedad, reparador, regenerador y antioxidante.

Toma nota de algunos de los beneficios que proporciona el retinol en uso tópico:

  • Incrementa la hidratación de la piel.
  • Reduce las arrugas. 
  • Mejora la textura, la elasticidad y la firmeza. 
  • Unifica el tono cutáneo.
  • Aporta luminosidad. 

  • Elimina las células muertas. 
  • Regula la producción de grasa. 
  • Promueve la regeneración celular. 
  • Disminuye el tamaño de los poros.

Como ya te hemos anticipado, el retinol es una sustancia liposoluble, es decir, se disuelve bien en en grasas o aceites, lo que facilita su aplicación tópica en diferentes tratamientos.

¿Para qué sirve el retinol?

Si te preguntas de manera más precisa qué hace el retinol en la piel, fíjate en los tipos de tratamiento en que puede emplearse. 

  • Acción antioxidante. Te protege de los efectos de los radicales libres en tu piel.
  • Acción regeneradora. Con el paso del tiempo, la renovación celular se ralentiza y la piel tiende a secarse, perder elasticidad y verse más apagada. El retinol actúa en el núcleo de las células renovándolas no solo en la superficie, sino también en profundidad. 

  • Acción sobre el colágeno. Estimula la producción del colágeno, de la fibronectina y de la elastina que disminuyen con la edad, mejorando la firmeza y la flexibilidad de tu piel. Por otro lado, inhibe la síntesis de metaloproteinasas, enzimas que participan en la degradación del colágeno reforzando su eficacia antiedad. 

Tratamiento antimanchas

Otra de las ventajas del retinol es que contribuye a frenar la producción de melanina, por lo que da buenos resultados en rutinas antimanchas al equilibrar las pigmentaciones de la piel.

Tratamiento contra las estrías

Por su efecto cicatrizante, el retinol suele dar excelentes resultados en el tratamiento de la fase inicial de las estrías.

Tratamiento contra el acné

El retinol ayuda a eliminar las células muertas y a equilibrar la producción de grasa, lo que unido a su potencia regeneradora justifican el uso del retinol para el acné. 

A su vez, favorece la desaparición de los granitos y evita que vuelvan a aparecer. 

Retinol

¿Cómo se usa el retinol en la cara?

El retinol en la cara, el óvalo facial y el escote se puede usar puro o bien como parte de formulaciones en aceite, cremas o sérums que se combinan con otros ingredientes como la vitamina E. 

Para beneficiarte al máximo de los efectos del retinol en la piel y evitar consecuencias no deseadas, sigue estas 4 recomendaciones antes de usarlo:

  1. Toma precauciones con el retinol puro, a diferencia del ácido hialurónico o de la vitamina C, puede llegar a irritar la piel –sobre todo en pieles sensibles y reactivas, con eccemas o rosácea– por lo que siempre es recomendable que antes de aplicarlo busques asesoramiento profesional. Para ir integrándolo en tu rutina facial, comienza por bajas concentraciones y observa cómo va reaccionando tu piel.
  2. A pesar de que el retinol es fotosensible, existen productos como nuestra DD cream que incorpora retinol encapsulado. Esta solución permite que no se oxide y se pueda utilizar tanto de día como de noche aprovechando sus principios activos para obtener excelentes resultados en todo momento.
  3. Nunca lo mezcles con productos que contengan ácido ascórbico puro porque son formulaciones incompatibles.
  4. Extiende por tu rostro, cuello y escote una pequeña cantidad –como un guisante– con la ayuda de pequeños toques sobre la piel completamente seca para no desestabilizarlo. 
  5. Hidrata tu piel en profundidad tras la aplicación del retinol pues puede provocar tiranteces molestas en algunas pieles. Algunas personas optan por aplicar crema hidratante o un sérum antes del retinol para evitar reacciones.

Para que extraigas todos los beneficios del retinol en cosmética con total seguridad, en Atashi hemos preparado una crema reparadora antiarrugas cuya fórmula además está enriquecida con vitamina E asociada a la protección del colágeno, extracto tecnológico de gardenia jasminoide que restaura la matriz celular y perla negra, rica en minerales marinos que iluminan tu piel. 

Una fórmula equilibrada rica en principios activos que se potencian entre sí, ultrahidratante que corrige las arrugas profundas, unifica el tono de la piel y redensifica la dermis. 

Además, puedes completar tu rutina rejuvenecedora con nuestro contorno de ojos antiedad para atenuar bolsas y ojeras. 

DD Cream Atashi
Crema Reparadora Antiarrugas Atashi
Contorno de Ojos Antiedad Atashi