¿Pueden aparecer manchas en la piel por estrés?

Las manchas en la piel por estrés existen y suelen aparecer especialmente en zonas expuestas y visibles como el rostro, el cuello o las manos. En ocasiones están acompañadas de picor debido a la sequedad de la piel generada por el estrés, afectando directamente a la calidad de vida de las personas.

Esta parte del cuerpo está muy expuesta a factores endógenos y exógenos por lo que cualquier alteración en el equilibrio del organismo se manifiesta rápidamente en ella.  De esta manera, la piel destaca por ser un indicador fiel del estado de ánimo de las personas. 

En este artículo te vamos a explicar, entre otras cosas, por qué el estrés afecta tanto a la piel y cómo puedes combatir las manchas

¿Cómo son las manchas en la piel por estrés?

Estas 3 características que te mostramos a continuación te ayudan a confirmar que las manchas en la piel que tienes son por estrés: 

  • Aparecen de forma repentina tras un periodo de estrés intenso. 
  • Se localizan principalmente en zonas de la piel expuestas a la radiación solar y a factores externos. 
  • Suelen venir acompañadas de tirantez por una pérdida de hidratación.

Por norma general, las manchas que surgen por causa del estrés suelen ser rojizas aunque te pueden aparecer, igualmente, manchas marrones y blancas.

· Manchas rojas o rojizas

Una de las consecuencias del estrés en la piel es la sequedad. Este efecto acaba provocando una especie de placas rojas que pueden acompañarse de descamaciones

Sumado a estos síntomas, este tipo de manchas pueden picar por lo que es fácil que las confundas con una urticaria o una dermatitis.

· Manchas marrones

El estrés altera la producción de melanina. Esta acaba produciéndose en exceso y originando manchas oscuras en la piel. 

· Manchas blancas

Las manchas blancas surgen, al igual que las marrones, por un desequilibrio en la producción de melanina, aunque en este caso es el contrario, una despigmentación de la piel. 

El estrés parece estar relacionado con enfermedades cutáneas como el vitiligo emocional, que consiste en la pérdida de color de la piel en zonas más o menos extensas. 

En lo que respecta a las manchas blancas, otra posible causa de su aparición es la pitiriasis que no es otra cosa que una infección por un hongo. En este caso, es preciso el diagnóstico y la evaluación de un dermatólogo para que determine el tratamiento más adecuado en tu caso.

¿Cómo son las manchas en la piel por estrés?

Estas 3 características que te mostramos a continuación te ayudan a confirmar que las manchas en la piel que tienes son por estrés: 

  • Aparecen de forma repentina tras un periodo de estrés intenso. 
  • Se localizan principalmente en zonas de la piel expuestas a la radiación solar y a factores externos. 
  • Suelen venir acompañadas de tirantez por una pérdida de hidratación.

Por norma general, las manchas que surgen por causa del estrés suelen ser rojizas aunque te pueden aparecer, igualmente, manchas marrones y blancas.

¿Cómo evitar y combatir las manchas en la piel por estrés?

El primer consejo para eliminar las manchas en la piel por estrés es común a cualquier afección: actuar directamente sobre la causa del problema.

Una vez detectado el origen, puedes seguir estas otras recomendaciones que te ayudarán a evitar y combatir las manchas por estrés: 

  • Sigue una alimentación equilibrada libre de alimentos tóxicos. 
  • Incorpora a tu dieta alimentos antioxidantes como arándanos, granada, uva, zanahorias, brócoli, cacao puro, etc.
  • Hidrátate bien. Si te cuesta beber agua, recurre a infusiones como manzanilla, tila, melisa, valeriana, menta, pasiflora, raíz de regaliz, entre otras plantas calmantes.
  • Practica alguna práctica deportiva combinando ejercicios de fuerza con otros de cardio.
  • Mantén un ritual de limpieza adecuado y asegúrate de que tu piel esté limpia, hidratada y protegida de la radiación solar y la polución.

Todos estos consejos puedes combinarlos con tratamientos cosméticos específicos que ayuden a atenuar las manchas. Busca, por supuesto, el asesoramiento de un dermatólogo en caso de que no puedas determinar la naturaleza de las mismas y de que estas persistan.

· Dermocosmética para combatir las manchas en la piel por estrés

Los grandes avances tecnológicos en dermocosmética permiten disfrutar de productos con altas concentraciones de principios activos enfocados en combatir las manchas en la piel por estrés. 

Te ponemos algunos ejemplos que puedes introducir en tu ritual de cuidado facial:

Geles exfoliantes. Las fórmulas exfoliantes potencian la regeneración de la piel, mejoran su textura y aumentan su luminosidad. Elige productos que cuenten con ácido glicólico que ayuda a reducir las manchas y estimula la síntesis de colágeno. 

Sueros con vitamina C. Esta vitamina puede llegar a reducir hasta en un 50 % la hiperpigmentación ayudándote a conseguir una piel uniforme y radiante.

sueros con vitamina C

¿Qué otras consecuencias tiene el estrés en la piel?

El estrés y otros factores psicosomáticos como la ansiedad o la depresión, pueden provocar disfunciones que se caracterizan por sensibilidad cutánea, hormigueo, eccemas o erupciones.

Con la intención de saber más sobre los efectos del estrés en la piel, vamos a desglosar algunas de estas otras consecuencias que puede provocar.

· Segregación de cortisol

En situaciones de estrés el organismo segrega cortisol

Se trata de una hormona que puede afectar a la piel provocando imperfecciones o caspa en el cuero cabelludo pero también, manchas en la piel.

· Acumulación de toxinas

Los cambios en el organismo que genera el estrés afectan a la circulación de la sangre y propician la acumulación de toxinas, que se consideran sustancias muy nocivas para la piel. 

· Aumento del nivel de andrógenos

Por otro lado, las situaciones de estrés liberan un mayor nivel de andrógenos, que aumenta la segregación de grasa pudiendo provocar, por ejemplo, brotes de acné pero también un exceso de vello facial en las mujeres.

· Alteración del sistema inmunológico

Esta afección nerviosa altera el sistema inmunológico, lo que directamente se traduce en una evolución acelerada de enfermedades cutáneas como la psoriasis o la dermatitis atópica.

Tanto es así, que la psicodermatología es una disciplina que se centra, precisamente, en el estudio de somatizaciones cutáneas, esto es, de afecciones de la piel que tienen asociado un proceso psicológico o psiquiátrico.

· Manchas en la piel por estrés en la mujer

Las manchas en la piel por estrés pueden afectar tanto a hombres como mujeres. 

Sin embargo, las mujeres se ven sometidas a formas de estrés propias ligadas a su fisiología como la menstruación, el embarazo o la menopausia que pueden favorecer la aparición de manchas. 

Farmacéutica Licenciada por la Universidad de Alcalá de Henares, con más de 25 años de trayectoria profesional y de gran autoridad en el sector de la belleza saludable. Especialista en la conceptualización, investigación y desarrollo de productos en la industria dermofarmacéutica y nutricosmética para el cuidado y salud de la piel. Apasionada de la industria dermofarmacéutica, es miembro del Claustro de Profesores del Centro de Estudios Superiores de la Industria Farmacéutica (CESIF).