La rutina facial coreana se basa en la superposición o estratificación de tratamientos que se complementan unos con otros a fin de potenciar la estimulación de la piel, de hidratarla en profundidad y de protegerla de agentes dañinos como el sol, la contaminación, la oxidación o el estrés.  

Iniciarse en este ritual de belleza puede parecer complicado, sin embargo si dominas los 12 pasos que vamos a describirte, comprobarás que es más sencillo de lo que parece.  

¿Qué es la rutina facial coreana diaria de belleza?

La rutina facial coreana también conocida como K-Beauty es una rutina de belleza inspirada en los cuidados milenarios de la cosmética coreana y que se caracteriza por lo que se llama layering o superposición de varios productos de gran calidad para el cuidado de la piel y cuyo orden de aplicación resulta determinante. 

Esta estratificación enfocada al cuidado cutáneo proviene de Corea del Sur y Japón, países que lo asimilan a un ritual, un concepto culturalmente importante y presente en diferentes ámbitos de su día a día. 

No obstante, algunos dermatólogos apuntan que el uso excesivo de cosméticos –de igual modo la total ausencia de estos–, puede resultar contraproducente para ciertos tipos de pieles, sobre todo, si padeces de dermatitis, eczemas, piel atópica, acné o cualquier otro tipo de afección dermatológica. 

En este sentido, resaltan 4 pasos básicos en el cuidado de la piel, atendiendo siempre al tipo de piel, el clima y la contaminación del entorno. Frente a estos pasos, la rutina facial coreana propone algunos más para lograr una piel perfectamente nutrida:

Hidratación

Protección solar

Limpieza

Regeneración de la piel

Modelo con K Bioferment

¿Cómo conseguir una piel bonita con la rutina facial coreana? 12 sencillos pasos

Uno de los secretos en la rutina coreana antiedad es la aplicación con mucha delicadeza de productos enriquecidos con componentes naturales que se complementan entre sí logrando un equilibrio beneficioso para la piel. 

1. Desmaquillante

El desmaquillante es el protagonista del primer paso y se centra en utilizar un limpiador con base oleosa para limpiar y retirar suavemente, tanto por la mañana como por la noche, los restos de maquillaje, impurezas, contaminación, sebo, etc. 

2. Limpiador

Para esta segunda fase puedes elegir entre varias texturas de limpiador: espuma, gel o crema. Comienza mojando tu piel con agua templada para abrir los poros y acaba con agua fría para cerrarlos.  

3. Exfoliante (opcional)

El exfoliante ayuda a eliminar las células muertas de la piel y a oxigenarla mejorando su textura y aportando luminosidad. Recuerda que en toda exfoliación, por muy suave que sea, eliminas células muertas pero también vivas, de modo que no debes abusar de ella.  La exfoliación puede ser tanto mecánica, es decir, a través de la textura de ingredientes como semillas o arcilla de ghassoul, como por acción química, esto es, por efecto de la acidez de sus ingredientes.  

4. Tónico facial

Tras haberla limpiado en profundidad, aplícate un tónico sin alcohol con ligeros toquecitos que ayuden a penetrar el producto y estimulen la piel preparándola para el siguiente paso. 

Natalia Cebrián aplicándose tónico facial

5. Mascarilla (opcional)

Con la mascarilla ocurre como con la exfoliación, no es necesaria –y para algunas pieles tampoco aconsejable– realizarla a diario. Respeta siempre el tiempo de exposición de su modo de empleo, piensa que no por dejarlo más tiempo su efecto es mayor.  Entre las diversas mascarillas existentes, las de lámina son las más utilizadas en Corea. Son productos llenos de activos que, según su composición potencian la hidratación, el efecto antienvejecimiento, calmante, etc.  

6. Esencia

La esencia es el producto quizá menos conocido en nuestra cultura. Cuenta con una textura intermedia entre la ligereza del tónico y la densidad del serum. 

Tiene una base de agua combinada con aceites ligeros que favorece la rápida absorción de sus principios activos y ayuda a preparar la piel para los tratamientos posteriores. 

K-Bioferment

7. Skin booster o sérum

Ha llegado el momento del skin booster o sérum, uno de los productos centrales de la rutina facial coreana que nutren la piel y equilibran el conjunto de organismos que componen su microbioma protegiéndote de infecciones y mejorando significativamente tu aspecto. 

Elige un serum que te ayude a combatir el estrés epigenético a base de ingredientes naturales como nuestro K-Bioferment Luxury Therapy Serum. Su composición –entre la que encontrarás el hongo milenario Ganoderma Lucidu y el mijo fermentado– permite mejorar la textura de tu piel, proporcionando un efecto lifting inmediato además de calmarla, suavizarla e iluminarla. 

Extiéndelo con la ayuda de un rodillo facial o una cuchara de gua sha para mejorar la absorción de todos estos nutrientes.  

8. Crema hidratante

La crema hidratante tiene como objetivo sellar la piel para mantener los principios activos y nutrientes, formando una capa protectora ante las agresiones externas.   

En este caso, te proponemos un pretratamiento de día energético antiedad, revitalizante y multicorrector con efecto flash: la K-Bioferment Therapy Cream

9. Contorno de ojos

El contorno de los ojos es la zona más sensible del rostro por lo que debes elegir un producto que responda a tus necesidades y te aporte hidratación, firmeza y luminosidad. 

10. Crema solar

La crema solar es clave para protegerte de los rayos ultravioletas que son una de las primeras causas del envejecimiento prematuro de la piel. Te recomendamos que te protejas usando un protector solar con un filtro elevado tanto en verano como en invierno

11. Protección y color

La protección y el color es el paso previo antes de maquillarte. Sirve para reforzar la protección y unificar la piel de tu rostro gracias al aporte de un toque de color natural a tu piel con una BB cream, CC cream o DD cream. 

12. Buenos hábitos de vida

Los buenos hábitos diarios son los grandes aliados para tener una piel bella que es sinónimo de una piel sana. Para ello, no debes olvidar mantener una alimentación equilibrada, hacer deporte e hidratarte a lo largo del día. 

Contornos de ojos Atashi

Potencia los resultados de tu rutina coreana de belleza con nuestro tratamiento facial K-Bioferment enriquecido con prebióticos, probióticos y postbióticos que mejoran la absorción de los principios activos de los tratamientos cosméticos y aumentan su eficacia.